Condena Inexorable

La sombra del pasado junto a tí que nunca existió se cierne sobre mi vida maldita.
La sombra de tu mirada que nunca me vio maldijo mi vida cuando te fuiste.
Me hiciste sentir por tanto tiempo ficticiamente feliz, y conocí la sombra de la felicidad
y esa felicidad ensombrecida por tu ausencia se materializa cuando te recuerdo
pero esas mismas sombras son las que empañan mi memoria…
Quiero olvidar pero cuando lo intento tus ojos se clavan en mi mente como puñales
Quisiera borrar de mi vida el esbozo que hice con tu silueta, en mi cuerpo
Y a la vez no quiero, y a la vez no quiero…
Y me desespero, me desespero…
¿Cómo entenderme? Juré a gritos que por las lágrimas del rechazo olvidaría
¿Cómo olvidarme? Si mi corazón juró a gritos que por siempre te amaría
Condenada a acecharte por siempre, hasta que encuentre la oportunidad
Condenada a seguir tus pasos sin seguirlos, esperandote en la soledad
Una condena inexorable a la que encadenaste mi corazón, hace ya tiempo.

(Escrito y publicado originalmente en agosto del 2009)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s